Image



Colegio de Enfermeras promueve campaƱa "amamantar es nutrir amor"

<< Continuar




Santiago 01 de agosto 2018 .- En esta semana mundial de la lactancia materna el Servicio de Neonatología del Hospital Félix Bulnes Cerda organizó su intervención a través de la campaña #amamantaresnutriramor orientada a la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna como una prioridad en nuestra política pública en salud.

Esta campaña está sustentada en la evidencia científica que ofrece la nutrición con leche materna y con el fundamento disciplinar de realizar el proceso de lactancia en forma humanizada centrada en el recién nacido-familia y con pertinencia cultural acorde a nuestra sociedad dinámica. Precisamente sobre este importante tema  relata Nicolás Ramírez Aguilera, enfermero Supervisor de Neonatología del Hospital Félix Bulnes.

Acorde a la sociedad dinámica y el enriquecimiento cultural de nuestro país, la gestión del cuidado de enfermería contribuye en un enfoque transcultural de los servicios o unidades de Neonatología considerando la percepción de la madre hacia el cuidado de su recién nacido de cultura diferente y optimizando que los centros hospitalarios tengan como eje central del quehacer enfermero la entrega de cuidados atingentes a su cultura, creencias, valores e identificando todos los factores relacionados al cuidado como un proceso integral y no imponiendo modelos etnocéntricos en el arte del cuidar.

Como equipo de enfermería neonatal consideramos el amamantamiento como un proceso instintivo, auto aprendido por la madre y el niño, influenciado por el nivel social, económico, educacional, el sistema familiar, grupos étnicos o culturales, dinámica laboral y políticas públicas del estado, y la influencia de los medios de comunicación y redes. Entendemos la necesidad cultural de cada familia.

Como eje esencial de la humanización del cuidado en neonatología es el fomento del apego y  la lactancia, este vínculo de amor que puede verse influenciado por barreras que existen en las unidades de cuidados críticos neonatales, asociado al soporte tecnológico complejo que conlleva el cuidado del neonato patológico, un aspecto fundamental es el conocimiento de la cultura de los usuarios para facilitar dicha relación de apego y lactancia.

Estas intervenciones de humanización, interculturalidad e inclusión familiar forrman parte  de la planificación estratégica del Servicio de Neonatología 2018-2019 que incluye el empoderamiento y formación del equipo de salud en lactancia materna, como por ejemplo la realización del primer curso de formación en monitores de lactancia materna para técnicos de nivel superior en enfermería realizado en junio.

Múltiples son las actividades realizadas durante el año para la promoción y protección de la lactancia materna de los recién nacidos hospitalizados, el fomento de método madre/padre canguro, protocolo gotas de oro, educación precoz de la madre del recién nacido y extensión de horarios de visita para la madre-padre, sin restricción diurna favoreciendo la inclusión de la familia en la hospitalización, también la implementación de una enfermera de clínica de lactancia materna quien apoya en diferentes procesos a la madre durante la hospitalización del recién nacido.

Este cuidado se inicia con la identificación de madres de neonatos de alto riesgo, educación inicial de los beneficios de la LM para su hijo(a) en conjunto con la técnica de extracción de leche materna, funcionamiento del lactario y gestión de hora, posterior seguimiento hasta el alta de la madre para educar en la técnica de extracción de leche materna en domicilio (a madres beneficiarias de acuerdo a protocolo) y la entrega de insumos necesarios para extracción y transporte de la leche. Se realiza constantemente el seguimiento de leche materna extraída y el cumplimiento de las horas a lactario.

El programa de extracción de leche materna en domicilio,  del hospital Félix Bulnes sustenta con insumos y cooler para mantener la cadena de frío, favoreciendo la frecuencia de extracción en el hogar y por consiguiente la alimentación de leche materna del recién nacido crítico. La población beneficiaria para el primer semestre de 2018 de este programa fue de 56 diadas.

El rol fundamental de la enfermera de clínica de lactancia es el acompañamiento y cuidado integral de aspectos emocionales, espirituales y físicos, resolviendo las dificultades tanto del recién nacido como de la madre, como por ejemplo problemas del acople, succión, producción de leche materna por alejamiento y empoderar a la madre-familia para una lactancia materna exitosa, además de la articulación del cuidado con los valiosos profesionales que participan en el proceso de lactancia materna