Fullsizerender  5



En Semana Santa Colegio de Enfermeras de Chile A.G., refuerza mensajes de prevenciĆ³n ante aumento de consumo de mariscos

<< Continuar




Santiago 28 de marzo 2018 - Según informaron autoridades del Ministerio, las Seremi de Salud refuerza sus mensajes de prevención para la compra, manejo y consumo. Asimismo se está fiscalizando la temperatura de los productos del mar, las condiciones de transporte tanto en los puntos de desembarco como en los de distribución mayorista. Fortalecimiento en la fiscalización de los locales de expendio de platos preparados, en razón de las buenas prácticas de higiene en la elaboración.

Las recomendaciones son la compra de productos del mar en lugares autorizados, mantención de la cadena de frío, para evitar la contaminación cruzada  y se recomienda el consumo de mariscos cocidos.

 

 El Ministro de Salud, Emilio Santelices, realizó un llamado a la población a evitar el comercio ilegal, para tener la garantía que el pescado que adquieran esté en buenas condiciones y evitar posibles problemas de salud.

“Cuando se acerquen a un puesto de pescado no deben tocarlos con las manos para evitar contaminación, deben chequear  si el pescado está muy blando, si los ojos están hundidos, si no está brillante por fuera. Esas son características que deben considerar al momento de comprar pescado. Esto, de cara a la semana santa, donde el consumo aumenta considerablemente”, señaló el Ministro.

Para los consumidores las recomendaciones 

son las siguientes

1.- Solo compre en establecimientos establecidos, que cumplan las condiciones higiénicas (conservación refrigerada: máximo 5ºC)

2.- Verificar que el producto no presente aspecto desagradable, deformaciones o signos de descomposición.

3.- El pescado fresco debe estar refrigerado y eviscerado. Si compra el producto y no lo va a consumir de inmediato, manténgalo refrigerado hasta el momento de su consumo.

  • ·         En el caso de productos envasados respetar las indicaciones establecidas por el fabricante en el rótulo del producto, respetar las fechas de vencimiento declaradas en el mismo, y si el alimento requiere ser calentado previo a su consumo se deben cumplir los tiempos y temperaturas establecidos por el fabricante.