A1156aa9 2812 47ad 8fe6 fd0c45f1acff



Claridad, convicción y gran compromiso profesional refleja en sus declaraciones la enfermera diputada

La enfermera Andrea Parra Sauterel, diputada del PPD por Malleco, aborda temas que son parte de sus nuevos desafíos políticos como parlamentaria.

<< Continuar




Santiago 12 de marzo 2018.- La enfermera Andrea Parra Sauterel, diputada del PPD por Malleco, en su entrevista  con el Colegio de Enfermeras de Chile A.G., aborda temas que son parte de sus nuevos desafíos políticos como parlamentaria.

Enérgica en sus convicciones, Andrea Parra estudió Enfermería en la Universidad de la Frontera. Trabajó en el Hospital Regional de Temuco y en la Atención Primaria de Salud en Angol, donde además fue concejala por esa comuna. Su carrera política además incluye su experiencia como Gobernadora de Malleco. A continuación, entregamos sus primeras impresiones tras asumir su nuevo rol político y social como diputada de Malleco.


-¿De qué manera  pretende favorecer a la población que representa en el ámbito de la salud?

- La verdad es que siempre en mi campaña señalé que hay un problema estructural en el sistema de salud actual. Avanzamos en el Gobierno de la Presidenta Bachelet en  temas de infraestructura pero,  en temas como las esperas en los Servicios de Salud y la resolución de las listas siguen pendientes en todos los gobiernos,  eso revela que hay problemas estructurales, que tienen que ver a veces con la falta de recurso humano especializado, con la confusión de roles que hay en las profesiones. A mi juicio requiere de una mirada muy profunda del sistema de salud actual.

 

-¿Tiene pensado acercarse al Colegio de Enfermeras para recibir apoyo respecto a un posible proyecto en torno al tema de salud? 

-Sin duda, hemos hecho contacto con algunas de las enfermeras que son parte del Directorio, con María Canales de Desarrollo Profesional por ejemplo, con quien hemos conversado, me pidieron hacer de nexo con algunos proyectos, tengo toda la disponibilidad porque por primera vez una enfermera llega al Congreso, espero dejar de lado la mirada tan medicalizada sobre la salud e imponer el valor al resto de los profesionales que trabajan en el tema, profesionales técnicos y auxiliares que también requieren de una mirada más profunda  sobre sus carreras funcionarias y de la inquietudes sobre el sistema.

 

-¿Cuál es su planteamiento respecto de  temas de género, étnias, inmigrantes y personas  transexuales? 

-Yo creo que el sistema de salud está bastante atrasado con esos temas, ciertamente hay lugares y hay espacios donde se ha intentado abordar,  pero yo tengo una visión muy particular, nosotros no estamos preparados para asumir esa labor.  

En el caso de los inmigrantes no estamos preparados para asumir esta ola enorme de inmigración que tenemos, soy una convencida de que más allá del hecho que tenemos que modernizar la ley de inmigración el sistema de salud no puede transformarse en la piedra de tope de la inmigración como lo han plateado algunos políticos. 

No hace  mucho un grupo de parlamentarios señalaba que si habían inmigrantes que ingresaban de manera irregular no se les debía otorgar ningún servicio de salud pública y eso me parece de una brutalidad enorme, además no les corresponde asumir una responsabilidad como esa a los profesionales, a los equipos de salud. 

 Los equipos de salud somos  equipos profundamente humanizados, no podemos negar la atención de salud, menos en el sistema público y las regulaciones de la inmigraciones se tienen que hacer en otro ámbito y no en el sistema de salud. 

Respecto de los transexuales, tenemos que tener una mirada abierta,  ésta es una situación que existe y  no podemos pensar como muchos y por lo menos en mi opinión personal, yo no pienso que ésta sea una alteración biológica ni psíquica, creo que los equipos se deben preparar mucho para  temas y debemos abordarlos con la mirada de hoy en día, el mundo tiene una mirada moderna y de tolerancia y de respeto hacia el otro.

 

-¿Cómo espera apoyar el cumplimiento de la ley sobre aborto?

-Lo primero, y también lo he dicho públicamente, nosotros vamos a velar por lo menos en mi caso por el cumplimiento de la ley, porque he escuchado también voces  particularmente desde la derecha que pretenden retrotraer un derecho que hemos ganado las mujeres y ahí yo voy a ser una defensora  de este avance tan significativo para el país y por supuesto estoy ahí para colaborar en todos aquellos temas que sirvan para mejorar la ley, pero en ningún caso, hacer cambios que signifiquen un retroceso en los derechos ganados.

 

-¿Qué cambios considera son factibles en APS para crear más cargos de enfermeras a cargo de promoción y prevención en salud? 

-Yo creo que la Atención Primaria de Salud es uno de los ámbitos en el que las enfermeras tienen múltiples aspectos de desarrollo, pero también creo que como profesionales de la enfermería tenemos que hacer una mirada porque también se requiere de una especialización. Hay espacios como por ejemplo,  las salas de enfermedades respiratorias  donde por programa y por norma se requiere de la labor de una enfermera, y si uno hace una revisión a nivel nacional nos vamos a dar cuenta que hay muchas salas que funcionan sólo con kinesiólogos porque también las enfermeras se resisten en muchos casos a asumir ese tipo de cargos, por tanto, yo creo que aquí hay que hacer una conversación más profunda.

Ciertamente el ámbito de la prevención y la promoción es importante. También hay temas como la inmigración, como las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades de transmisión sexual y otros temas que hoy día están muy vigentes y que tenemos que reevaluar como Colegio Profesional.

 

-¿Qué piensa sobre la falta de mujeres diputadas? 

-Pienso que ahora con la voluntad de la Presidenta Bachelet, hubo un tremendo salto, no fue fácil para la Ministra Pascual ni para todas las mujeres que estuvieron en esa pelea. Lograr instaurar la ley de cuota y gracias a eso hoy día tenemos muchas más mujeres parlamentarias, aún nos falta y tenemos una brecha importante respecto de la paridad. 

Creo que esta primera elección fue difícil para las mujeres porque ni los partidos políticos se prepararon para formar liderazgos. La clave tiene que ver con que las que en sí ya estamos abriendo la puerta podamos ser agentes de formación política de muchas mujeres y entender que hay un cambio cultural que hay un cambio en el rol que muchas veces se constituyen en barreras para que las mujeres puedan avanzar en el ámbito político. Por lo tanto, yo espero que las mujeres que somos de la bancada feminista podamos contribuir con pasos firmes en ese sentido.

 

-¿Cree usted que la condición de género que está en enfermería profesional es una limitante en los aspectos de desarrollo profesional y salariales?

 -No, yo creo que lo que ocurre en el país es que culturalmente hay dos profesiones que se consideraron propias de las mujeres, la docencia y la enfermería Creo que hay que tener una mirada distinta.  Nosotras como enfermeras hemos sido afortunadas porque en este aspecto,  en el desarrollo de la profesión de enfermería se han incorporado muchos varones, más bien yo veo el peligro no en el tema de género.

 

-¿Y dónde estaría el peligro según usted?

-Yo veo el peligro en temas como que hoy día tenemos un Código Sanitario y un montón de normativas que son de muchos años atrás y que no están acordes a los tiempos porque no permiten definir claramente los roles profesionales. Hoy hay  muchos kinesiólogos haciendo trabajos de enfermera y otros profesionales ingresando a ámbitos que son propiamente nuestros, el mismo riesgo que hoy constituye no respetar alguna normativa, sobre todo en el ámbito hospitalario. En muchos hospitales están pasando a tener una dependencia directa de los médicos en consecuencia que como Enfermeras teníamos un desarrollo profesional propio. Creo que esos son ámbitos sobre los cuales  tenemos que poner atención y hacer un trabajo conjunto con el Colegio de Enfermeras y revisarlo muy fuertemente.

 

-¿Cómo cree usted que puede trabajar apoyando desde su posición  a las enfermeras chilenas o al Colegio  para mejorar la distribución de nuevos cargos, nuevas posiciones en ámbitos emergentes como el cuidado de niños en instituciones, o de adultos mayores, o de inmigrantes o de mujeres en situación de violencia  y que alteran su salud? 

-Yo desde ya y mucho antes de asumir estoy a disposición del Colegio de Enfermeras de Chile en temas que tienen  que ver precisamente con el desarrollo del país, en todos los temas sobre los cuales tú me has preguntado y que tienen que ver con género, con los inmigrantes como otros desafíos que se plantean al sistema de salud, al sistema de pensiones, a eso vamos al Congreso, yo no pretendo ir y hacer farándula.  La decisión personal que tiene que ver con retirarme de la Enfermería y asumir un rol político tiene que ver precisamente con hacer una contribución importante a una sociedad más moderna, menos individualista y más colectiva.

 

-Diputada ¿Usted estaría dispuesta a apoyar la instancia de una enfermera jefe o a cargo de las enfermeras del Ministerio de salud, para otorgar claridad a los cuidados profesionales dentro del ámbito de la jurisdicción, de las políticas de salud y el Código Sanitario?

-Sin duda, nosotros no somos una profesión de segunda categoría yo creo que todas las profesiones, los médicos, los kinesiólogos, las matronas, las nutricionistas, deben tener un desarrollo profesional propio, aquí nadie es secretario de nadie si tenemos todos formación y espíritu de trabajo en equipo y desde esa mirada pretendo ser un aporte y contribuir, no sólo al desarrollo profesional de la enfermería, sino que al desarrollo profesional y a la claridad respecto del ámbito profesional de cada uno de los gremios.